Zaragoza

La antigua ciudad ibera Salduie, donde los romanos fundaron Caesaraugusta y después los musulmanes llamaron Saraqusta, aunque era conocida como Medina Albaida (la ciudad blanca), y las derivaciones fonéticas la transformaron en Zaragoza, acoge el XII Congreso del Terroir que se celebrará del 18 al 22 de junio de 2018.

Zaragoza es la capital de la Comunidad Autónoma de Aragón, un territorio situado al noreste de la Península Ibérica que dio origen a la Corona de Aragón de gran influencia en el Mediterráneo entre los siglos XIII y XV, por cuyas vías marítimas los reyes de Aragón llevaron vino.

Aragón es una tierra de encuentro y acogida, donde se cruzan las principales vías de comunicación del norte y este de España aprovechando el amplio valle del río Ebro. Posiblemente esta encrucijada de caminos sea una de las causas por la que se le reconoce también como tierra hospitalaria. Tiene una extensión equivalente a Suiza y unos límites muy definidos. Al norte, con los Pirineos compartidos con Francia, el clima es atlántico y la vegetación alpina. Al oeste la cordillera Ibérica capta la escasa humedad que les queda a los vientos del Atlántico en su recorrido a través de la Península. El sur recibe la influencia mediterránea y todo el centro de la región, alejado de cualquier efecto marítimo, padece un clima continental con zonas áridas y precipitaciones inferiores a los 300 mm al año. En el norte, en cambio, las precipitaciones pueden ser superiores a los 1.000 mm, buena parte de ellas en forma de nieve, y estos importantes recursos hídricos han sido utilizados para transformar unas 400.000 hectáreas secas y poco productivas en feraces campos de regadío con ayuda de nuevos sistemas de riego.

Los periodos más lluviosos son la primavera y el otoño, por eso en las zonas donde no es posible el regadío, los aragoneses cultivan la vid porque la experiencia les enseñó que los mejores vinos se obtenían cuando las plantas estaban bien alimentadas de agua desde la brotación a la formación de los frutos, y padecían cierta restricción durante el periodo de maduración en el verano. En Aragón la adaptación del cultivo de la vid al medio ha tenido la consecuencia de los bajos rendimientos y, ante la imposibilidad de competir con un modelo productivista basado en la cantidad, los viticultores han tenido que buscar valor añadido con la calidad del vino. Por esto, prácticamente toda la superficie vitícola se encuentra protegida por alguna de las cuatro DOP o las cinco IGP que se visitarán a lo largo del Congreso y, por ello, el Gobierno regional ha tenido interés en que el XII Congreso del Terroir se celebre en Zaragoza.
 

En cuanto a la ciudad de Zaragoza, una de sus características es la buena ubicación en el centro del valle del Ebro, nodo de comunicaciones terrestres y aéreas. Es una ciudad dinámica convertida en centro económico del Ebro, y sus gentes tienen fama de acogedoras y amables. Goza de importantes atractivos históricos y culturales que atraen cada año a numerosos turistas. Durante las sesiones los congresistas dispondrán de poco tiempo para conocerla, por eso la tarde del viernes 22 la dedicaremos a mostrarla a quienes aún permanezcan. El Congreso del Terroir, fiel a su espíritu, debe servir también para conocer el medio geográfico de donde se celebra, con sus factores naturales y humanos.